Breaking

9/8/16

@espicesar La Hoja de Ruta para la Revolución Tecnológica del Perú


La tecnología es la respuesta inherente de los seres humanos para transformar su habitad natural adaptándola a sus deseos y necesidades; en este sentido el ser humano se ha dedicado constantemente a buscar formas de automatizar y agilizar diversas actividades cotidianas para el desarrollo, diseño y ejecución de productos para su sobrevivencia.

La capacidad del ingenio peruano para la creatividad es ampliamente pluralista, la diversidad de expresiones artísticas, culturales y religiosas son la marca registrada de una población colmada de inspiración natural para la creación constante, si nos remontamos a la historia veremos que tampoco estuvimos ajenos a las tecnologías del momento, recordemos que fuimos pioneros en desarrollar sistemas de riego (andenes) para cultivar de manera eficiente y eficaz, hemos desarrollado tecnología hidráulica para la creación de canales y bocatomas permitiendo irrigación para el cultivo, hemos creado un sistema de contabilidad basado en cuerdas de diversos colores con nudos (quipus), entre otras tantas innovaciones del momento; resulta que al parecer estábamos a la vanguardia de las tendencias tecnológicas de la época creando soluciones de importante impacto socioeconómico cultural.

En la actualidad parece que el Perú hubiera perdido esa visión creativa que nos acompañó por muchos años en el pasado, necesitamos preguntarnos: ¿En que momento dejamos de crear?, ¿Por qué hemos rezagado nuestra capacidad creativa?; para esto existe una práctica respuesta: Hemos dejado de crear cuando los poderes económicos del primer mundo nos dijeron que herramientas utilizar, de qué manera vestirnos, que comer, y hasta en quien y que creer; desde entonces el Perú ha tenido una evolución muy pasiva frente a los cambios que implica la evolución social.

Hablar de tecnologías en el siglo XXI es implícitamente hacer referencia a procedimientos, instrumentos o recursos técnicos sostenidos por hardware y software que los países del primer mundo han logrado un importante y rápido avance, ese avance también ha sido instintivo buscando soluciones tecnológicas para mejorar su calidad de vida de acuerdo a su habitad y sus costumbres; en ese sentido, los países del tercer mundo nos hemos vuelto consumidores de sus soluciones tecnológicas adaptándonos a sus diseños y estilos tecnológicos, sin alternativas de modificar y adaptarlo a nuestras costumbres y necesidades.

Para que el Perú pueda remontar este rezago tecnológico que nos ha alejado tanto del mundo civilizado, los peruanos tenemos que volver a mirar hacia atrás recordando lo creativos y productivos que fuimos en algún momento de la historia, debemos enfocarnos en soluciones tecnológicas asociadas a nuestras necesidades cotidianas, a actividades que generan mayor valor estratégico a la economía actual, y uno de los primeros pasos debe ser reducir la brecha digital.
Reducir la brecha digital es el primer reto para iniciar la revolución tecnológica del Perú.

Reducir la brecha digital debe ser una de las tareas más importantes del Gobierno de turno para que el Perú pueda acercarse al mundo de las tecnologías modernas; la brecha digital se puede resumir en cuatro aspectos:

- Infraestructura y regulación en telecomunicaciones: Cobertura nacional con infraestructura moderna y de calidad que además implique la moderación de servicios otorgados por los operadores para dar accesibilidad a la población entera.
- Promoción y difusión del software libre: Además de generar grandes ahorros, otorga libertad para cambiar (modificar), copiar y distribuir el software.
- Investigación y Desarrollo (I+D): Fortalecer la investigación científica para la innovación en todos los centros de enseñanza.
- Impulsar el emprendimiento: Las StartUp son una gran oportunidad para emprender nuevos negocios, su impulso generará mayores oportunidades para generar productos y servicios innovadores apoyados en la tecnología.

El talento y la creatividad peruana para la creación de nuevas tecnologías es opacado por la inaccesibilidad al ancho de banda, telefonía y energía eléctrica a la que es ajena aún la mayor parte de nuestra población.

El desarrollo de software es una valiosa oportunidad al alcance de todos, no se requiere de grandes inversiones económicas para ejecutar proyectos creativos de gran impacto; con creatividad y una buena organización es posible crear productos de software innovadores.
El Perú debería ver sus problemas como oportunidades

Los mayores inventos innovadores han sido gracias a las necesidades y problemáticas de una población; la historia nos ha mostrado que las poblaciones con mayores retos de sobrevivencia (guerras, hambre, conflictos sociales, etc.) han logrado crear las mejores soluciones para frenar sus problemáticas; en tanto a esto, el Perú debería ver sus problemas como oportunidades para buscar soluciones en ciencia y tecnología que mitiguen sus principales problemas como es la educación, salud y saneamiento.

Otro aspecto importante a considerar para iniciar una revolución tecnológica será enfocarnos en las actividades que mejor dominamos y mayores beneficios socio culturales nos traen, por ejemplo una de las actividades económicas principales del país es la minería, por lo tanto existen miles de peruanos que dominan todos los diversos procesos de esa actividad, el Perú debe aprovechar la etiqueta de "País minero" para ser también líder en soluciones tecnológicas en ese rubro.

El Perú debe enfocarse principalmente en la creación de tecnologías que apoyen y fortalezcan sus principales actividades socioeconómicas. El turismo y la gastronomía también son actividades económicas que en los últimos años nos ha generado importantes ingresos económicos y que además año tras año tiende a un importante crecimiento exponencial.
El Perú debe ser líder en soluciones tecnológicas para
minería, turismo y gastronomía.

Las StartUp están empezando a tener un crecimiento importante en el en país, personalmente he tenido la oportunidad de participar en algunas conferencias y presentación de proyectos innovadores que los jóvenes entusiastas van desarrollando con una impresionante creatividad, he visto proyectos donde proponen creación de robots para atender ciertas actividades domésticas, gadgets y dispositivos de recreación y ocio, entre otros tantos; en definitiva todo esto es muy alentador para impulsar el desarrollo tecnológico, sin embargo considero centrarnos en priorizar nuestras capacidades, experiencia y necesidades socioeculturales para enfocarnos prioritariamente en soluciones tecnológicas que nos sirvan de apoyo a las actividades económicas primarias más importantes y de mayor dominio por la población; solo así, quizás luego podremos darnos "el lujo" de crear tecnologías de utilidad secundaria.

El Perú debería apuntar a ser pionero de soluciones tecnológicas de las actividades socio cultuales que más domina; en los últimos años hemos visto también que la gastronomía a obtenido una gran importancia internacional, deberíamos preocuparnos por generar los "accesorios" para continuar fortaleciendo esta actividad, además de tecnología, también con infraestructura especializada.
.
César Espinoza Callo
www.elexpositor.com
.
.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Instagram @SchmitzOscar